18 nov. 2011

Ni el más fuerte tiene el arma contra lo más destructivo.

Vi en los ojos del dios de los dioses la mirada de un niño pequeño,  ¡qué poco aguanta la máscara cuando se trata de emociones! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario