7 abr. 2011

Donde el viento me lleve , donde la razón me engañe.

Fue una , una solitaria insignificante pena ,
trajo una exuberante multitud, 
convirtió granos de arena en montañas de piedra.


Destino , supiste no dejarme ir de tus brazos.
Yo , como ingenua
demasiado tarde cuenta me di de tu engaño.


¡Del comienzo llega el fin! me mostraste. 


Salí de un camino,
vagando por prados de flores 
bajo las que tanto amo. 


Palabras solté , letras junté,
sonrisas y sollozos mostré.
¡ Fui triste! ¡Fui radiante!
¡Fui flechada! ¡Fui ilusa!
También..¡Fui quijote!


Deambule por senderos de rosas,
sus espinas poco importaban.
Perdí la noción de los tiempos,
mis días transformados en segundos eran. 
Pues con lo que parecían, 
tan solo dos pasos eran.


Mi querido crepúsculo,
también fuiste tu culpable.
Sin ti no habría noche
(gracias por ello te doy)   
sin tu presencia 
las patrañas que un día me abrazaron vería 
guiándome a su principio , a su final ,
a mi camino principal.


Y se que aquel , de nuevo se desbordara.
Otra vez iré:
donde el viento me lleve , 
donde la razón me engañe.
                                                 Septiembre.

3 comentarios:

  1. Me encanta!
    Tienes un blog muy dulce (además de por el fondo jajaja). Veo que lo has creado hace poco, así que espero de verdad que sigas escribiendo y que vaya a mucho más, tienes talento así que no lo dudes un segundo :)
    Muchas gracias por seguirme, yo también te sigo a ti, sin duda! Un abrazo enorme y mucha suerte con el blog :)

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito, tiene ese tono oscuro y sombrío que tanto me gusta.

    Un abrazo cargado de estrellas... :D

    ResponderEliminar